Moscas volantes

En ocasiones, es posible que usted vea pequeños puntos o nubes que se mueven en su campo visual. Se les denomina “moscas volantes” o “manchas flotantes”. Suelen observarse al mirar un fondo simple, tal como una pared o el cielo azul.

Las “manchas flotantes” son trozos diminutos de la sustancia gelatinosa o de las células del humor vítreo, el líquido transparente y gelatinoso que llena la cámara interior del ojo.

Aunque estos objetos parecen estar frente al ojo, en realidad flotan en su interior. Lo que usted ve son las sombras que proyectan sobre la retina, la capa o membrana interior que cubre el fondo del ojo y recibe la luz, permitiendo que usted vea.

Las manchas flotantes pueden aparecer en formas diferentes tales como puntos, círculos, líneas, nubes o telarañas.

¿QUÉ CAUSA LAS MANCHAS FLOTANTES?

Cuando las personas llegan a una edad madura, el material gelatinoso del humor vítreo puede empezar a espesarse o encogerse, formando aglutinaciones o hebras dentro del ojo. La gelatina vítrea se desprende de la parte trasera del ojo, ocasionando un desprendimiento vítreo posterior. Esta es una causa común de las manchas flotantes.

El desprendimiento vítreo posterior es más común entre las personas que:

  • Son miopes
  • Han sido operadas de cataratas
  • Se han sometido a cirugía YAG láser en el ojo
  • Padecen de inflamación en el interior del ojo

La aparición de manchas flotantes puede causar gran preocupación, cuando es súbita. Si repentinamente desarrolla manchas flotantes, debe consultar de inmediato a su oftalmólogo, especialmente si usted es mayor de 45 años de edad.

¿SON GRAVES LAS MANCHAS FLOTANTES?

Cuando la gelatina vítrea se encoge y se separa de la pared del ojo, la retina puede desgarrarse. Esto puede ocasionar una pequeña hemorragia en el ojo, lo que puede aparecer como un nuevo grupo de cuerpos flotantes.

Un desgarre en la retina es un problema serio ya que puede convertirse en un desprendimiento de esta. Le recomendamos que consulte de inmediato a su oftalmólogo si:

  • Repentinamente aparece una nueva mancha flotante, incluso si se trata de una sola.
  • Repentinamente ve centelleos de luz

Si se percata de otros síntomas, tal como la pérdida de la visión lateral, vuelva a consultar a su oftalmólogo.

¿PUEDEN LAS MANCHAS FLOTANTES SER REMOVIDAS?

Los flotadores pueden ser un síntoma de desgarramiento de la retina, que puede ser un problema serio. Si el desgarramiento retinal no es tratado, la retina puede desprenderse de la parte posterior del ojo. El único tratamiento para el desprendimiento de la retina es la cirugía.

Otras manchas flotantes son inofensivas y desaparecen con el tiempo, o se hacen menos incómodas haciendo que el tratamiento no sea necesario.

Bien sea que las tenga por años, o no, usted debe visitar a su oftalmólogo para un examen si nota la presencia de nuevas manchas flotantes.

¿CUÁL ES LA CAUSA DE LOS CENTELLEOS DE LUZ?

Cuando el humor vítreo roza la retina o tira de ella, usted puede ver algo similar a centelleos o rayitos de luz. Quizás ya haya experimentado esta sensación si alguna vez recibió un golpe en el ojo y “vió estrellas”.

Los centelleos pueden aparecer y desaparecer durante varias semanas o meses. A medida que envejecemos, son aún más comunes. Si percibe centelleos de luz repentinamente, debe consultar inmediatamente a su oftalmólogo para ver si la retina ha sufrido un desgarre.

MIGRAÑA

Algunas personas experimentan centelleos de luz en ambos ojos con una apariencia de líneas dentadas o de “ondas de calor” que pueden durar de 10 a 20 minutos. Esto se debe generalmente a un espasmo en los vasos sanguíneos del cerebro, lo que se conoce como migraña.

Si los centelleos van seguidos de dolor de cabeza, se denominan migrañas cefálicas. Sin embargo, estas líneas dentadas u “ondas de calor” pueden presentarse sin dolor de cabeza. En tal caso, los centelleos se denominan migrañas oftálmicas o migrañas sin dolor de cabeza.

¿CÓMO SE REALIZA EL EXAMEN DE SUS OJOS?

Cuando un oftalmólogo le examina los ojos, las pupilas son dilatadas usando gotas en los ojos. Durante este reconocimiento indoloro, su oftalmólogo observará cuidadosamente las áreas del ojo, incluyendo la retina y el vítreo. Debido a que sus ojos han sido dilatados, es posible que necesite que alguna persona lo lleve a casa después del examen.

Las manchas flotantes y los centelleos de luz se vuelven más frecuentes a medida que envejecemos. Aunque no todos son graves, siempre deberá someterse a un examen médico de los ojos efectuado por un oftalmólogo a fin de asegurarse de que no haya daño alguno en la retina.