Lentes intraoculares

Algunas lentes intraocularesAlgunas lentes intraocularesAlgunas lentes intraocularesLente sobre un céntimo de euro

¿QUÉ ES UNA LENTE INTRAOCULAR?

En la cirugía de la catarata y en la lensectomía refractiva se elimina el cristalino, la lente natural del ojo, y lo sustituimos por una lente artificial que denominamos lente intraocular o, del latín, pseudofaco. Como acrónimo se utiliza en español la palabra L.I.O. y en inglés I.O.L.

Las lentes intraoculares están hechas de materiales biocompatibles muy manejables. Se introducen en el interior del ojo plegadas sobre si mismas, abriéndose al alcanzar su posición definitiva. Se suelen utilizar en su fabricación materiales acrílicos muy probados que mantienen sus características toda la vida. Sólo en muy raras ocasiones se produce un desgaste del mismo que obliga a su recambio.

Las lentes constan de dos partes, la zona óptica central y las zonas de apoyo, lo que hace que haya diferentes formas según la sujeción que tengan en el interior del ojo. La mayoría tiene como “unas patitas” llamadas hápticas que tienen un efecto de muelle, otras tienes varios puntos de apoyo simultáneo y otras tiene una forma rectangular que se conoce como “plato”.

Tienen un diámetro medio de unos 12.5-13 mm. y su parte óptica suele ser de unos 6 mm., en un rango que va de los 5 a los 7 mm.

La graduación de la lente intraocular se calcula en base a unas exploraciones muy minuciosas mediante un láser de interferometría óptica y aplicando unas fórmulas específicas, lo que nos permite compensar defectos previos de graduación.

Existen diferentes tipos de lentes intraoculares lo que hace que se clasifiquen en dos grupos, las Lentes Convencionales y Lentes Especiales o Premium.

Lentes Convencionales

Las lentes convencionales se conocen como lentes esféricas y son, al igual que la lente natural del ojo, como una microlupa. Por tanto la idea más simple es sustituir el cristalino opacificado por una lente similar, de acuerdo a la graduación básica como tal microlupa que hemos calculado previamente.

Se implantaron por primera vez en 1948 por Sir Harold Ridley en Inglaterra. En aquella época en la cirugía de la catarata se extraía toda la lente natural del ojo opacificada, por lo que un estudiante le preguntó por la idea simple mencionada, si se sacaba una lente por qué no se reemplazaba por otra.

El Dr. Ridley había atendido en aquellos años a numerosos pilotos de caza de la RAF heridos en los ojos durante la guerra. Recordaba la buena tolerancia a los fragmentos acrílicos de la carlinga que tenían incrustados muchos de ellos en los ojos, por lo que se le ocurrió fabricar las primeras lentes intraoculares en ese mismo material.

A partir de ahí empezó una historia apasionante que llega hasta nuestros días.

Lentes Premium

Son lentes especiales con sistemas ópticos más complejos. En lo básico se pueden entender que son como lentes convencionales, es decir, las mismas microlupas, a las que les hemos añadido características ópticas adicionales. Dan prestaciones superiores a las de las convencionales y precisan estudios previos y posteriores adicionales, todo lo cual hace que tengan un coste mayor.

Se incluyen aquí las lentes asféricas, las tóricas, las lentes multifocales y las acomodativas.

Lentes Asféricas

Las lentes asféricas son como lentes convencionales esféricas a las que se les mejora su perfil óptico para compensar algunas aberraciones ópticas de la córnea. Previo a la cirugía se estudia tanto la topografía como las aberraciones corneales para elegir el tipo de lente asférica a implantar.

Las lentes asféricas dan una mejor calidad y agudeza visual, especialmente en condiciones de poca luz

Lentes Tóricas

Las lentes tóricas son el mejor sistema que existe para la corrección del astigmatismo previo. La base de una lente tórica es esa microlupa que hemos comentado, bien esférica o bien asférica, a la que le hemos incorporado una modificación, llamada toro, que corrige el astigmatismo. Como este defecto se produce en un eje del ojo, las lentes tóricas tienen unas marcas para poder fijar intraocularmente la posición de la lente.

Requieren estudios previos para determinar no sólo la cantidad de astigmatismo a corregir, sino para obtener los ejes de referencia para la implantación correcta. Nosotros hemos desarrollado un sistema informático, el Goniotrans del Dr. Soler, que facilita mucho esta tarea.

Las lentes tóricas precisan que queden fijas en su posición una vez implantadas y que no se produzca ninguna rotación ya que perderían algo del efecto de corrección.

El toro corrector del astigmatismo se puede incorporar tanto a una lente monofocal como a una lente multifocal, por lo que existen monofocales tóricas y multifocales tóricas.

Lentes Multifocales

Al igual que ocurre con las gafas que se utilizan para corregir defectos de la vista de visión lejana y cercana, existen lentes intraoculares monofocales o multifocales. Las monofocales son lentes enfocadas en un punto, por lo que permiten ver bien o de lejos o de cerca. De esta manera, queda un defecto residual de graduación que luego deberá ser compensado con gafas, bien para visión próxima, lejana o ambas.

A diferencia de unas gafas progresivas o de una bifocales, en las que la mirada busca en el cristal la zona de enfoque para lejos o para cerca, las lentes intraoculares multifocales están siempre enfocadas en dos puntos diferentes a la vez, por lo que nos permiten ver de lejos y de cerca de manera simultánea.

Para conseguir este efecto las lentes tienen sistemas ópticos complejos añadidos a una lente esférica o asférica. De ellas las más conocidas son las lentes difractivas que en base a unos microescalones circulares dirigen las imágenes que entran al ojo a esos dos puntos diferentes.

La otra gran familia son las conocidas como lentes refractivas en las que hay zonas de enfoque diferente, pero dirigidos a esos dos puntos diferentes.

En ambos casos, es el cerebro el que selecciona la imagen que buscamos en cada momento por lo que podemos ver un paisaje y leer de inmediato un folleto explicativo del mismo.

Las lentes intraoculares multifocales se utilizan tanto en cirugía de la catarata como en lensectomía refractiva para corregir defectos de lejos y de cerca. También se utilizan para la cirugía de la presbicia o vista cansada; en este caso se intervienen ojos con buena visión de lejos sin gafas, pero con dependencia seria a las de cerca. Para corregir esto se intervienen ambos ojos o sólo uno quedando el otro sin tocar. El cerebro una vez más, ayuda a la integración de las imágenes de ambos ojos, aunque éstos tengan sistemas ópticos diferentes. En la Clínica del Dr. Soler, tenemos una larga y positiva experiencia en cirugía de la presbicia interviniendo solo un ojo.

Al repartir la luz y las imágenes que llegan en dos puntos a la vez, puede bajar un poco la calidad de visión tanto de lejos como de cerca. Es por ello que las lentes intraoculares multifocales no están indicadas en ojos con problemas oculares añadidos que ya de por sí disminuyen la capacidad visual del ojo.

Al definirse como hemos dicho dos puntos muy marcados puede bajar el rendimiento visual en zonas intermedias de la visión como en el uso de ordenadores, partituras, etc. Esta dificultad va desapareciendo de manera progresiva al ir acomodando las distancias y los enfoques.

Asimismo es frecuente al principio la visión de halos nocturnos alrededor de las luces. Estos halos, que son como coronas de santo, desaparecen de forma progresiva en las semanas siguientes a la intervención. De manera excepcional han tenido una persistencia larga obligando en alguna rara ocasión al explante de la lente.

Lentes Acomodativas

Las Lentes Acomodativas buscan emular al cristalino natural y son como esas microlupas pero con un cierto movimiento hacia atrás y hacia adelante cierto movimiento hacia atrás y hacia delante con lo que pueden variar el enfoque del ojo y tener visión de lejos y de cerca. Dado que el movimiento es limitado se le asocian perfiles ópticos a las lentes para tener mayor profundidad de foco y conseguir una visión útil en todas las distancias.